Seminario La Gran Máquina del Greenwashing

El jueves 8 de septiembre, Eco-age, la agencia integral de estrategia empresarial sostenible, realizó un seminario online sobre el famoso tema del greenwashing y el ‘libro blanco’ titulado The Great Greenwashing Machine escrito por Veronica Bates Kassatly y Dorothée Baumann-Pauly, dos de las invitadas al panel web. 

Este libro está dividido en dos partes: la primera evalúa la manera en que la moda contribuye a un cambio significativo, siendo un gran contaminante del aire, agua y suelo, así como facilitador de las condiciones de explotación laboral en talleres de confección, y cómo las marcas han creado programas de sostenibilidad para garantizar gobiernos, consumidores e inversores que están abordando su impacto social y ambiental. En cambio, la segunda parte se refiere más a la poca importancia que le dan al impacto social en la sostenibilidad de la moda, donde las evaluaciones actuales en general se consideran incorrectas al ignorar los resultados dañinos en el uso y eliminación de las prendas, y al no medir el impacto por desgaste sino por kilo. En conclusión, se indican puntos de acción para cada problemática hacia los encargados de formular políticas y así satisfacer las necesidades del presente. 

Teniendo en cuenta el pequeño resumen del informe, el panel fue llevado a cabo por Livia Firth, cofundadora y directora creativa de Eco-age. De igual manera, se invitaron a profesionales reconocidos y de amplio conocimiento como:

  • Auret van Herdeen experto en derechos laborales, fundador y director ejecutivo de Equiception, consultora que se especializa en cadenas de suministro sostenibles, responsabilidad social corporativa y derechos de los trabajadores; director ejecutivo de la Academia de Negocios Sostenibles y asesor sénior del Centro Stern de Negocios y Derechos Humanos de la Universidad de Nueva York.
  • David Perry – Director Jurídico de CMA, empresa actualmente estudia las implicaciones de la ley de protección del consumidor en las reclamaciones medioambientales; especialista en derecho de protección del consumidor.
  • Dorothee Baumann-Pauly Directora del nuevo Centro de Empresas y Derechos Humanos de Ginebra, inaugurado en 2019 por (UniGE). También ha sido directora de investigación en el Centro Stern de Empresas y Derechos Humanos de la NYU desde 2013, además de publicar numerosos artículos sobre temas en la intersección de la ética empresarial, la responsabilidad corporativa, los mecanismos de gobernanza privada y los derechos humanos.
  • Veronica Bates-Kassatly Analista independiente de las declaraciones de sostenibilidad en el sector mundial de la confección, ha publicado artículos del sistema de Revisión Crítica para salvaguardar la fiabilidad y exactitud de los ACV de las fibras, entre otros
  • Tone Skardal Tobiassondefensora de la moda sostenible, autora, periodista y cofundadora de Nordic Initiative Clean & Ethical (NICE) Fashion. Además de ser coautora de diversos libros, colabora regularmente con EcoTextile News y otras publicaciones internacionales afines a su labor de defensa.

El discurso se basó en cómo evitar este fenómeno, cómo lo definen realmente los consumidores y los reguladores, y cómo se puede recopilar una legislación que cambia rápidamente. Inició con Livia Firth resaltando que cuando se habla de Greenwashing, siempre se trata del medio ambiente y nunca del componente social. Auret van Herdeen añade que se trata de entrar en una nueva era en cuanto a la forma de operar de las empresas, pasar a normas obligatorias y centrarse en los Derechos Humanos. 

Fuente: https://eco-age.com/

“La sostenibilidad es sobre todo verde, no tiene en cuenta el impacto social, separando este componente del medio ambiente”, apoyó Dorothee Baumann, “nos fijamos en las condiciones de trabajo en las fábricas pero no en toda la cadena de suministro, la verdadera relación entre marcas y proveedores”. 

Veronica Bates también se mostró bastante indignada con el tema, diciendo: “Es INJUSTO observar sólo el impacto medioambiental y no el socioeconómico”. Además, estableció que si las marcas “quisieran realmente reducir el impacto, deberían comprometerse con un Acuerdo sobre metodologías alineadas”. Tone Skardal añadió que es fundamental el intercambio de información entre los socios comerciales, los proveedores y las partes interesadas, con lo que David Perry estuvo de acuerdo al destacar la importancia de producir una orientación basada en la exactitud (si lo que se dice como empresa es correcto y verdadero), la comprensión (lo que los consumidores entienden del mensaje de la organización) y la cultura (cómo se forma a las personas sobre la exactitud y la comprensión). 

El seminario terminó con preguntas realizadas por los espectadores en línea, como qué herramientas deben aplicar los consumidores en el momento de una decisión de compra y qué recomendaciones se debe tener en cuenta para que las empresas se protejan del lavado verde. Los ponentes coincidieron en afirmar que la industria tiene que estandarizar una metodología específica, para asegurar que las marcas están aplicando exactamente el mismo método y cumpliendo con los mismos límites. Además, las empresas deben ser totalmente transparentes con los consumidores y estos tener fácil acceso a su información para evitar el greenwashing, algo que se convierte a la final en innovación y en un mejor resultado para la misma marca.

Author: Silvana

La Sabana y un máster en la Università Cattolica del Sacro Cuore en Psicología organizacional y del marketing


INVESTIGACIÓN / PERSONAS / TENDENCIAS